Prosalus es una ONGD que trabaja desde 1985 por la promoción de la salud en Bolivia, Perú y Mozambique. Partimos de la convicción de que cualquier persona, por el hecho de serlo e independientemente de su raza, credo, sexo, nacionalidad, lugar de residencia, estado civil o cualquier otra circunstancia, tiene un conjunto de derechos que son universales, inviolables e inalienables, entre los que se encuentran el derecho humano a la salud, a la alimentación y al agua.



4 jul. 2012

AidWatch revisa la ayuda europea


Fotografía AidWatch-Concord

En 2011 la ayuda oficial al desarrollo (AOD) de la Unión Europea (UE) descendió por primera vez desde 2007. Las predicciones muestran que la UE no alcanzará su acuerdo del 0,7% para el año 2015 y bajará a niveles de 2010, con un 0,44%. El VII informe anual de la ayuda “AidWatch” hace seguimiento del nivel de la ayuda de los 27 Estados miembros de la UE, en relación al acuerdo común de alcanzar en el año 2015 el 0,7% de la RNB. La presentación del informe estuvo organizada por la CONCORD que representa a más de 1.800 organizaciones de la sociedad civil europea.

Según se refleja en el estudio, podemos hablar de una clara tendencia de recortes de AOD en los presupuestos de los Estados miembros. En 2011 el monto total de ayuda europea sufrió una drástica bajada de 500 millones de euros. Además, de los 27 países de la UE, 11 recortaron su nivel de ayuda comparando los datos de 2011 y 2010. En este periodo, el porcentaje de ayuda oficial al desarrollo bajó de manera generalizada, como en el caso de Austria (-14,3%), Bélgica (-13,3%), Francia (-5,6%), Holanda (-6,4%), Grecia (-32,7%), y Luxemburgo (-5,4%). En 2012 destacan los fuertes recortes de España e Italia, con un 53% y 38% respectivamente.
Teniendo en cuenta los datos relativos al gasto en AOD de los actuales presupuestos de los Estados miembros de la UE, las estimaciones más optimistas señalan que en 2015 la UE tan sólo alcanzará el 0,44%. Si los Estados miembros de la UE hubieran entregado los montos totales de AOD a los que se comprometieron, a pesar del actual clima financiero, dispondríamos de 1.540 millones de euros que hubieran podido salvar muchas vidas humanas; y muchas familias y comunidades podrían haber salido de la pobreza y haber disfrutado de mayor bienestar, así como de la realización de sus derechos humanos.

En repetidas ocasiones, las encuestas confirman que la ciudadanía europea está a favor de que se aumente la ayuda oficial al desarrollo, reconociendo que estas promesas deben mantenerse en los buenos y en los malos tiempos. Como señala el informe “los gobiernos de la UE necesitan unir esta visión inspirada de sus
de sus ciudadanos y demostrar que son socios serios y fiables en materia de desarrollo”.


Más datos en el artículo completo





2 jul. 2012

#PresupuestosHumanos

Fuente: Coordinadora de ONGD - España. Madrid, 28-06-2012.

El pasado 28 de junio, la Justicia se acercó al Congreso de la mano de la Coordinadora de ONGD-España. En el acto se reunieron representantes de las ONG y de la Comisión de Presupuestos y de la de Cooperación, entre ellos diputados y diputadas de CiU, ICV, PSOE, PNV, y UPyD que salieron del Congreso para recibir a la Coordinadora de ONGD y a la Justicia, quien les exigió que “cumplan sus compromisos, actúen con justicia, distribuyan la riqueza, combatan el fraude y protejan a los más vulnerables".
Para los representantes de las ONGD, la cooperación no es el problema, sino parte de la solución. No se trata de enfrentar a pobres contra pobres, sino de garantizar los derechos de las personas más vulnerables. La complejidad del mundo en el que vivimos exige propuestas globales, por ello la integración de la perspectiva de desarrollo debe ser prioritaria sobre el conjunto de las políticas domésticas e internacionales.
Es imprescindible que España apueste por fomentar un modelo de desarrollo enfocado a la distribución equitativa de los recursos y a la reducción de la pobreza y las desigualdades. Existen propuestas que contribuirían a la construcción de ese modelo, como:
  • Aplicación de tasas a las transacciones financieras, con las que podría recaudarse cerca de 300.000 millones de euros para políticas sociales, lucha contra la pobreza y cambio climático.
  • Fin a los paraísos fiscales.
  • Responsabilidad y transparencia financiera de las multinacionales.
  • Sistema fiscales más justos y progresivo que garanticen que empresas y grandes fortunas contribuyen de manera justa.
  • Participación ciudadana a través de las organizaciones de la sociedad civil.
La Justicia después de leer el comunicado entregó a los parlamentarios tres documentos para que guien sus decisiones: la Constitución Española, la Declaración de Derechos Humanos y el Pacto de Estado contra la Pobreza.