Prosalus es una ONGD que trabaja desde 1985 por la promoción de la salud en Bolivia, Perú y Mozambique. Partimos de la convicción de que cualquier persona, por el hecho de serlo e independientemente de su raza, credo, sexo, nacionalidad, lugar de residencia, estado civil o cualquier otra circunstancia, tiene un conjunto de derechos que son universales, inviolables e inalienables, entre los que se encuentran el derecho humano a la salud, a la alimentación y al agua.



14 jun. 2011

El futuro de la lucha contra el hambre. Reflexiones ante la próxima renovación de la FAO

NUEVA PUBLICACIÓN DE LA CAMPAÑA "DERECHO A LA ALIMENTACIÓN. URGENTE"

La campaña "Derecho a la alimentación. Urgente" acaba de publicar el documento "El futuro de la lucha contra el hambre. Reflexiones de la campaña ante la próxima renovación de la dirección de la FAO" en el que reflexiona ante el próximo Consejo, que se celebrará a final de junio de 2011, donde se procederá a elegir al próximo Director General. 

Las organizaciones de la campaña aportamos una serie de reflexiones sobre el futuro de este organismo  de Naciones Unidas, especializado en la lucha contra el hambre, considerando los problemas de gobernanza interna que ha tenido en los últimos años y las limitaciones que ello ha ocasionado para liderar la gobernanza de la seguridad alimentaria mundial en un escenario con un sinfín de actores. Además la publicación incluye un decálogo de actuación para el nuevo director general encaminado a alcanzar los principales objetivos de la FAO:
  1. Reducir el número de personas que sufren subnutrición crónica a la mitad de su nivel actual no más tarde del año 2015.
  2. Lograr que la agricultura y el desarrollo rural sostenibles, incluyendo la pesca y la silvicultura, contribuyan al progreso económico y social y al bienestar de todos.
  3. Conservar, mejorar y utilizar de manera sostenible los recursos naturales, con inclusión de la tierra, el agua, los bosques, las pesquerías y los recursos genéticos, para la alimentación y la agricultura.
La campaña apuesta por un modelo de desarrollo agropecuario más adecuado para hacer frente a la lucha contra el hambre, desde la perspectiva de la defensa del derecho humano a la alimentación.

10 jun. 2011

La crisis alimentaria que cambiará la historia

El próximo día 13 de junio, José María Medina Rey impartirá en Toledo la conferencia “La crisis alimentaria que cambiará la historia”.

El tema central es la importante subida de los precios de los alimentos y las graves consecuencias que provocan las actividades especulativas en los mercados de productos básicos alimentarios. La conferencia tendrá lugar en la Biblioteca de Castilla – La Mancha, situada en la céntrica Cuesta de Carlos V (s/n), a las 7 de la tarde.

Prosalus, como organización que coordina la campaña “Derecho a la alimentación.Urgente” (http://www.derechoalimentacion.org/) viene prestando atención y analizando la preocupante situación en la que viven más de mil millones de personas subnutridas y hambrientas.

La charla se abordará desde el enfoque de derechos humanos y desde el convencimiento de que cada persona que pasa hambre, ve vulnerado su derecho a una alimentación adecuada.
 
¡¡Os Esperamos!!

3 jun. 2011

Medio ambiente, salud y pobreza

El Día Mundial del Medio Ambiente es uno de los principales vehículos que Naciones Unidas utiliza para sensibilizar sobre el medio ambiente y promover la atención y acción política al respecto. Entre otras cosas, se pretende que las personas se conviertan en agentes activos del desarrollo sostenible y equitativo; promover el papel de las comunidades en el cambio de actitud hacia temas ambientales y fomentar la cooperación. El tema de este año “Bosques: la naturaleza a su servicio” subraya la relación intrínseca entre la calidad de vida y la salud de los bosques y los ecosistemas forestales. Este año, India será el país anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente 2011, el próximo 5 de junio.

Los vínculos entre pobreza y medio ambiente son definitivos y están muy relacionados con las características económicas, sociales y culturales de los individuos, familias y grupos sociales. Por ejemplo, las familias pobres generalmente no tienen derechos seguros sobre la tierra, agua, ni recursos naturales; tienen un acceso inadecuado a la información, a los mercados y no toman parte en las decisiones que afectan el acceso y uso de los recursos, por lo que sus capacidades para utilizarlos de forma sostenible y mejorar su medio de vida y bienestar están limitadas.

La seguridad alimentaria de las familias empobrecidas generalmente depende de manera directa de la salud de los ecosistemas y de la productividad y diversidad de los servicios que éstos proveen. Además, suelen ser más vulnerables ante el impacto del cambio climático, como inundaciones y sequías, que limitan sus capacidades para salir por si mismos de la pobreza o evitar caer en ella.

Salud y medio ambiente, una ecuación en difícil equilibrio
Hasta un cuarto del total de las enfermedades a nivel mundial está vinculado a factores ambientales, sobre todo aquellas que están relacionadas con la contaminación del aire y agua y la falta de saneamiento. Por ejemplo, las enfermedades como la diarrea, relacionadas con la higiene y el agua, y las infecciones respiratorias agudas, debidas principalmente a la contaminación del aire en interiores, constituyen dos de las causas de mortalidad de niños menores de cinco años. Así mismo, la malaria, causante anualmente de la muerte de 1 millón de niños menores de cinco años, puede agravarse como resultado de la deforestación, la pérdida de la biodiversidad y del deficiente manejo del agua.

En estos casos se cumple el refrán que dice “más vale prevenir que curar”, puesto que las medidas preventivas relacionadas con causas ambientales son generalmente mucho menos costosas y más efectivas, que aplicar a posteriori el tratamiento para curar estas enfermedades.

Hace tan solo unos días, el 26 de mayo, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) presentó el proceso de consolidación del Enfoque Sectorial, que tiene como objetivo incrementar la calidad y la eficacia de la ayuda, mejorando la calidad técnica de sus intervenciones en los distintos sectores de trabajo. Este proceso se traduce en Planes de Actuación Sectorial de la AECID, siendo uno de ellos el relativo a la sostenibilidad ambiental y cambio climático.

El III Plan Director de la Cooperación española reconoce que el medio ambiente es la base del desarrollo, considerándolo una prioridad horizontal y sectorial. La AECID, partiendo de este marco conceptual, apuesta por un nuevo paradigma de desarrollo, caracterizado por economías sostenibles que respeten los límites de la naturaleza, con altos índices de biodiversidad, justicia social y equidad y bajas emisiones de dióxido de carbono y por la transversalización del medio ambiente en todas sus acciones.