Prosalus es una ONGD que trabaja desde 1985 por la promoción de la salud en Bolivia, Perú y Mozambique. Partimos de la convicción de que cualquier persona, por el hecho de serlo e independientemente de su raza, credo, sexo, nacionalidad, lugar de residencia, estado civil o cualquier otra circunstancia, tiene un conjunto de derechos que son universales, inviolables e inalienables, entre los que se encuentran el derecho humano a la salud, a la alimentación y al agua.



29 mar. 2010

Agua limpia para un mundo sano

“Agua limpia para un mundo sano” es el lema propuesto por las Naciones Unidas para conmemorar este año el Día Mundial del Agua. Este llamamiento choca con la realidad: aproximadamente 900 millones de personas no tienen acceso al agua potable, el 40% de la población mundial carece de sistemas de saneamiento básico y casi 10.000 personas mueren cada día por enfermedades evitables, relacionadas con el agua o con el saneamiento deficiente. Mientras tanto, el acceso al abastecimiento y al saneamiento sigue sin ser considerado como un derecho humano plenamente reconocido.

El acceso universal al agua potable y al saneamiento es un objetivo estrechamente ligado a la consecución de todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Nuestras necesidades más básicas dependen de ella: la alimentación, la inmunidad a ciertas enfermedades, el desarrollo económico y social, el equilibrio medioambiental, incluso nuestra cultura. Sin agua es imposible alimentar a 1.200 millones de personas que padecen hambre; llevar energía doméstica a los 2.000 millones de personas que carecen de ella y evitar que un millón de personas mueran a casusa de la malaria. Alcanzar la meta fijada de reducir a la mitad para el año 2015 el porcentaje de personas con acceso sostenible al agua y a unos servicios básicos de saneamiento permitiría evitar cerca de 500.000 muertes al año.

Aprovechando la presidencia española de la Unión Europea, la Coordinadora española de ONGD ha pedido al Gobierno de España:
• Reiterar la necesidad de reconocer el acceso al agua y saneamiento como un derecho humano y que la UE deje de considerar los servicios asociados como un recurso económico, sujeto a normas de mercado.
• Que la UE apoye las iniciativas de Naciones Unidas relacionadas con el derecho humano al agua y saneamiento.
• Que la UE establezca una estrategia conjunta para la gestión pública eficiente, transparente y participativa de los recursos hídricos, como derecho humano.

El problema de gestión: la escasez

Uno de los principales problemas radica en el que el agua dulce es un recurso finito y vulnerable. El aumento de la población, su derroche por parte de la industria y la agricultura, la contaminación y el cambio climático vienen a agravar la crisis del agua.

Los hidrólogos evalúan la escasez a través del binomio población-agua, fijando el umbral nacional apto para satisfacer las necesidades de agua en todos los usos y sectores en 1.700 metros cúbicos por persona. Si no alcanza los 1.000 metros cúbicos hablamos de estrés hídrico y por debajo de los 500 de escasez absoluta.

De ahí la urgencia de una gobernabilidad del agua organizada y coherente. Porque una de las principales claves es que la insuficiencia de agua se debe a un ineficiente reparto de los recursos y al ineficiente suministro de servicios, agravado por la mala gestión, la falta de instituciones y de inversiones bien orientadas.

23 mar. 2010

Entrevista en Hora 25 de la Cadena Ser

Con motivo del Día Mundial del Agua, Ángels Barceló entrevistó a nuestra compañera María Teresa de Febrer en el programa Hora 25 de la Cadena Ser.

Puedes hacer click aquí:

22 mar. 2010

La comunicación como herramienta de desarrollo

V Foro Euro-Latinoamericano-Caribeño de la Sociedad Civil (15 y 16 de marzo, 2010)


15 y 16 de Marzo de 2010 María Pía Matta de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) hizo una reflexión sobre qué es o qué debería ser la Comunicación para el Desarrollo. Comunicación entendida como políticas públicas, como un derecho que defender y por el que velar, como una plataforma de acción y como un lugar o un espacio donde poder expresarse.

La Comunicación es un bien público que debe estar manejado y gestionado en gran parte por el Estado. Por desgracia se viene dando una excesiva concentración de los medios de comunicación por parte de grandes grupos y corporaciones empresariales. Así por ejemplo, el Grupo PRISA posee en Latinoamérica alrededor de 280 emisoras de radio.

Debería ser la ciudadanía quien gestionara la mayoría de los medios de comunicación, para poder hablar de una verdadera libertad de expresión. Hasta la fecha la ciudadanía, el público, ha sido demasiado pasivo y los medios ofrecen finalmente lo que nosotros como compradores demandamos. Está en nuestras manos cambiar el tipo de información que consumimos. Debemos tener más responsabilidad con el ejercicio de la información.

Rosa María Alfaro de la asociación peruana Calandria relató la iniciativa de la Propuesta de Ley de Autorregulación de los Medios de Comunicación y cómo la población llevó a cabo la experiencia de poner en marcha los denominados “Parlamentos Mediáticos". De esta manera, medios de comunicación y ciudadanía reflexionaban y dialogaban en conjunto, consiguiendo que el público pasara a ser un actor más, elaborando lo que se llamó “códigos de ética participativos”, que fueron entregados al Ministerio.

Los procesos de comunicación favorecen el buen gobierno democrático y promueven la participación ciudadana activa especialmente de la población empobrecida y excluida, para que gestione los cambios y sea protagonista de la superación de sus propias condiciones adversas, alcanzando mayor calidad de vida.

12 mar. 2010

Presentación del Libro Derecho al Agua en El Diario de León

Prosalus presentará los libros “Derecho al Agua” y “Derecho al Agua en África Subsahariana” en el salón de actos del Diario de León (Gran Vía de San Marcos, 8 esquina calle Fajeros), el próximo lunes 15 de marzo, a las 8 de la tarde. La presentación estará a cargo de María Teresa de Febrer, responsable de sensibilización.

Ambos libros han sido publicados de manera conjunta con Ingeniería Sin Fronteras (ISF-APD). En el “Derecho al Agua” se desarrolla el concepto del derecho humano al agua entroncándolo con el reconocimiento de los derechos económicos, sociales y culturales, mientras que en el “Derecho al Agua en África Subsahariana” se explica la situación del sector de abastecimiento de agua y saneamiento en los países de Sudáfrica, Ghana y Kenia.

Según el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas, el derecho humano al agua es el derecho de todos a disponer de agua suficiente, salubre, aceptable, accesible, y asequible para el uso personal y doméstico. Este derecho está indisolublemente asociado al derecho a la salud, vivienda y alimentación adecuadas.

El público asistente recibirá un ejemplar de cada libro.